top of page

MENSAJE DEL PÁRROCO - 19 DE ENERO DE 2024



Estimados feligreses de San Martín,


A la luz de la Marcha anual por la Vida de esta semana en Washington D.C., me gustaría informarles sobre la legislación pendiente en el estado de Maryland que legalizaría el suicidio asistido por un médico. Como iglesia, debemos oponernos firmemente a esta práctica, que ya está teniendo efectos devastadores en países como Canadá. A continuación se muestra un resumen de lo que enfrentamos y cómo podemos oponernos a ello.


¿Qué sucede realmente en un suicidio asistido por un médico?

Un médico receta un cóctel de medicamentos letales, hasta 100 pastillas, que una persona recoge en la farmacia local, lo muele en media taza de agua y lo bebe en menos de dos minutos. A veces, la persona puede tardar horas o días en morir. Además, no hay requisitos para un testigo o notificación a la familia. El suicidio asistido no es digno, es mortal. Dígale a sus legisladores de Maryland: NO al suicidio asistido. Visite mdcatholic.org/pas


El suicidio asistido por un médico incentiva la denegación del tratamiento contra el cáncer

En los estados donde el suicidio asistido es legal, las compañías de seguros han rechazado la cobertura para el tratamiento del cáncer, pero en su lugar se han ofrecido a pagar los medicamentos para el suicidio. Evite que esto suceda en Maryland. Dígale a sus legisladores estatales: NO al suicidio asistido. Visite mdcatholic.org/pas


El suicidio asistido por un médico insta al suicidio a los ancianos

Los ancianos en Maryland tienen una tasa más alta de suicidio que cualquier otro grupo de edad, el doble de la tasa de suicidio de adolescentes. Sin embargo, un proyecto de ley de suicidio asistido por un médico propuesto no requeriría ninguna evaluación de salud mental para detectar la depresión. El suicidio asistido no es digno, es mortal. Dígale a sus legisladores estatales: NO al suicidio asistido. Visite mdcatholic.org/pas


El suicidio asistido por un médico les dice a las personas que son una carga

En Oregón, los datos muestran que las personas solicitan medicamentos para el suicidio no por el dolor, sino porque no pueden hacer las mismas actividades que antes, no pueden controlar las funciones corporales, sienten que han perdido la dignidad o sienten que son una carga. Las drogas para el suicidio no son la respuesta. Todos merecen atención amorosa y de apoyo, afirmación de su dignidad y saber que nunca son una carga. Dígale a sus legisladores estatales: NO al suicidio asistido. Visite mdcatholic.org/pas


El suicidio asistido por un médico es peligroso en Maryland

Si el suicidio asistido se legalizara, se recetarían hasta 100 pastillas a una persona. Estos medicamentos letales se dispensarían en la farmacia de su vecindario. Los datos muestran que donde el suicidio asistido es legal, hasta el 40% de los medicamentos nunca se usan, y no hay requisitos para su eliminación. Podrían terminar en manos de niños, en la basura o en un arroyo o estanque local. No necesitamos eso en Maryland. El suicidio asistido no es digno, es mortal. Díganle a sus legisladores: NO al suicidio asistido. Visite mdcatholic.org/pas


Los médicos se oponen al suicidio asistido por un médico

La Asociación Médica Estadounidense, la Asociación Psiquiátrica Estadounidense y docenas de otros grupos médicos se oponen al suicidio asistido por un médico. La AMA dice: “El suicidio asistido por un médico es fundamentalmente incompatible con el papel del médico como sanador”. A los médicos se les confía salvar vidas, no acabar con ellas. Díganle a sus legisladores: NO al suicidio asistido. Visite mdcatholic.org/pas


Gracias por tomarse el tiempo para informarse y actuar comunicándose con nuestros legisladores para que voten en contra del suicidio asistido por un médico.


En Cristo,

P. David



103 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page