top of page

MENSAJE DEL PÁRROCO - 16 DE FEBRERO DE 2024



Queridos feligreses de San Martín,


¡Feliz Cuaresma! Cuaresma proviene de la antigua palabra inglesa que significa primavera. Oro para que esta temporada santa pueda traer una renovación primaveral de esperanza y amor en su relación con Dios. La primera lectura y el salmo de este domingo giran en torno al tema del pacto de Dios. Un pacto es un juramento sagrado tomado entre personas o familias que las une. Es sorprendente que Dios, que es completamente libre respecto de su creación, se una voluntariamente a nosotros en amor. A través de los diversos pactos del Antiguo Testamento —los que hizo con Noé, Abraham, Moisés, David y Ezequie— Dios promete redimir a su pueblo. Sin embargo, es sorprendente cómo lo hace: nos convierte en miembros de su propia familia. Todos los pactos del Antiguo Testamento apuntan al pacto nuevo y eterno que Dios hace al enviarnos a su Hijo, para que podamos llegar a ser hijos e hijas adoptivos de Dios. A través del bautismo, hemos sido redimidos al convertirnos en miembros del cuerpo de Cristo y participantes de la vida de la Santísima Trinidad.


Satanás tentó a Jesús en el desierto cuestionando su filiación divina: “Si eres Hijo de Dios, di a estas piedras que se conviertan en panes” (Mt. 4:3). Más tarde, en la cruz, Jesús será nuevamente tentado: “Si eres Hijo de Dios, desciende de la cruz” (Mt 27:40). A medida que enfrentamos más conscientemente nuestras propias tentaciones durante la Cuaresma, sepa que Satanás emplea la misma táctica con nosotros. Intentará hacernos dudar de nuestra identidad en Cristo como hijos e hijas amados del Padre. Nuestros pecados surgen de una suposición a menudo inconsciente de que estoy solo, que no puedo contar con el Padre, que él no me perdonará, etc. Cuanto más seamos capaces de permanecer en el amor del Padre y dejarnos cuidar por él, menos poder tendrá Satanás sobre nosotros. Que nuestras prácticas cuaresmales de oración, ayuno y limosna nos lleven a una mayor comunión con Dios en Cristo. ¡Recuerde que usted es el hijo o la hija amado del Padre!


Del 17 al 21 de julio, la Iglesia en los Estados Unidos celebra un Congreso Eucarístico Nacional en Indianápolis, Indiana. La Iglesia desea que profundicemos en el misterio central de nuestra fe, el tesoro de la presencia sacramental de Cristo en la Eucaristía. En la misma línea, este otoño encabezaré una peregrinación eucarística a Fátima y España. Celebraremos Misa en el lugar de un milagro eucarístico en Portugal, visitaremos el santuario de Nuestra Señora de Fátima y seguiremos los pasos en España de uno de los grandes amantes de Jesús Eucarístico, San Manuel González. Solo hay 35 lugares disponibles para esta peregrinación, por lo que si está interesado en asistir, consulte la información en los folletos en las entradas de la iglesia. O haciendo click aquí.


Por último, al considerar dar limosna en esta Cuaresma, tenga en cuenta nuestra despensa parroquial. ¡Nuestro número promedio es de más de 400 personas por semana, lo cual es imposible para nosotros sostenerlo sin sus donaciones!


En Cristo,

P. David




87 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page