top of page

MENSAJE DEL PÁRROCO - 1 DE MARZO DE 2024




Estimados feligreses de San Martín:


Una de las señoras que trabaja en la tienda de conveniencia local 7-Eleven resulta ser católica etíope, que es un antiguo rito de la Iglesia. Estaba hablando con ella sobre la Cuaresma, y me enteré de que celebran la Pascua una semana después que nosotros (si alguna vez quiere confundirse, lea acerca de las controversias en la historia de la Iglesia sobre el cálculo de la fecha de la Pascua). También dijo que, como católicos etíopes, ayunan todos los miércoles y viernes, no solo durante la Cuaresma, sino durante todo el año. Eso realmente me impresionó. Como católicos romanos, se nos exige ayunar solo dos veces al año, y simplemente abstenernos de comer carne los viernes.


Lamentablemente, el ayuno es una práctica espiritual devaluada y pasada por alto. Al ayunar de alimentos (o tecnología, o cualquier otro bien creado), entrenamos nuestros apetitos para desear lo que es verdaderamente bueno para nosotros. Con demasiada frecuencia, buscamos satisfacer nuestros antojos con lo que sea más conveniente. Nuestros apetitos deben ser constantemente disciplinados, formados y dirigidos hacia lo que es el bien supremo, Cristo mismo. Estoy seguro de que en el Día de Acción de Gracias no desayunamos y almorzamos mucho antes de la comida principal. En ese caso, la fiesta sería mucho menos celebratoria. Lo mismo ocurre con la Pascua: si no utilizamos bien este período de abstinencia, no apreciamos ni celebramos adecuadamente el tiempo de Pascua. Muchos se atiborran de comida chatarra espiritual, y la buena cocina parece mucho menos apetitosa. La Iglesia, como madre, nos entrena durante la Cuaresma para apreciar plenamente la fiesta de la Resurrección. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, los que desean el alimento sustancial de la Palabra y los sacramentos de Dios, porque el Reino de Dios es suyo.


Quiero agradecer a Sor Mariana y Sor María Belén por dirigir los dos Retiros de Mujeres durante los últimos dos sábados, que fueron una gran bendición para las 250 mujeres que pudieron asistir. ¡Qué tremendo regalo son nuestras Hermanas para San Martín!


El lunes 11 y martes 12 de marzo los animo a asistir a nuestra Misión Parroquial de Cuaresma. Los Frailes Franciscanos Capuchinos del Santuario del Sagrado Corazón en Washington, DC nos ayudarán a vivir la Cuaresma de manera más fructífera a través de su predicación sobre la oración, el ayuno y la limosna. De 6:30 p.m. a 9:00 p.m. cada noche, los frailes predicarán, dirigirán la adoración eucarística y ofrecerán confesiones a nuestra parroquia.


Por último, enhorabuena a todos nuestros niños que se confesaron por primera vez el sábado. Que la misericordia que reciben a través de la confesión marque sus almas y las lleve más profundamente a la realidad del amor redentor de Cristo derramado a través de este sacramento.


En Cristo,

P. David



107 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


Die Kommentarfunktion wurde abgeschaltet.
bottom of page