top of page

Mensaje del Padre Patrick - 5 de Abril de 2024



Queridos feligreses de San Martín,


El Segundo Domingo de Pascua, también conocido como Domingo de la Divina Misericordia, concluye la Octava de Pascua. Sin embargo, ¡seguimos viviendo en la alegría del tiempo pascual durante cincuenta días hasta Pentecostés!


El Domingo de la Divina Misericordia es un poderoso testimonio de la compasión y el amor ilimitados de Dios por toda la humanidad. Se originó a partir de las revelaciones de Santa Faustina Kowalska, quien informó haber recibido mensajes de Jesús instando a una fiesta especial dedicada a la Divina Misericordia.


En el centro del Domingo de la Divina Misericordia se encuentra el mensaje de esperanza y perdón. Jesús aseguró a Santa Faustina que en este día “se abren las profundidades mismas de Mi tierna misericordia. Derramo todo un océano de gracias sobre aquellas almas que se acercan a la fuente de Mi Misericordia. El alma que vaya a la Confesión y reciba la Sagrada Comunión obtendrá el perdón completo de los pecados y el castigo” (Diario, 699). Esta efusión de misericordia se extiende especialmente a todos los pecadores, invitándonos a regresar a Dios con confianza y recibir el perdón.


La imagen de la Divina Misericordia, que representa a Jesús con rayos de luz roja y blanca que emanan de Su corazón, sirve como un poderoso símbolo de esta fiesta. Los rayos rojos y blancos representan la Sangre y el Agua que fluyeron del costado de Jesús en la cruz, simbolizando Su sacrificio por nuestra salvación.


Para celebrar esta gran Fiesta de la Misericordia, están invitados a una Hora Santa Eucarística de 3:00 p.m. a 4:00 p.m. en la iglesia, con el Sacramento de la Confesión y la veneración de una reliquia de primera clase de Santa Faustina disponible. También rezaremos la Coronilla de la Divina Misericordia en inglés, español y francés, para implorar la misericordia de Dios para nosotros y el mundo entero.


Para tomar prestadas algunas palabras de San Juan Pablo II: “Como Santa Faustina, queremos proclamar que, fuera de la misericordia de Dios, no hay otra fuente de esperanza para la humanidad. Deseamos repetir con fe: Jesús, en ti confío” (Homilía en la dedicación del Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia-Lagiewniki el 17 de agosto de 2002).


Finalmente, quería aprovechar esta oportunidad para pedirles oraciones mientras un grupo de nuestra parroquia se prepara para partir en peregrinación a Italia el próximo domingo 14 de abril. Visitaremos varios lugares sagrados y santos, incluido Padua (San Antonio, San Lucas Evangelista), Loreto (Casa de la Santísima Virgen María), Asís (San Francisco, Santa Clara, Beato Carlo Acutis), San Giovanni Rotondo (Padre Pío) y Roma (San Pedro, San Pablo y muchos otros). Estaríamos agradecidos por sus oraciones. Si hay algo en particular por lo que pueda orar por usted, hágamelo saber llenando este formulario https://forms. gle/1FVv3NauiG7Uv4tx9 o escaneando el código QR, o enviándome un correo electrónico a agustinp@adw.org.










God bless you!


En Cristo resucitado,

P. Patrick




113 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page